23 de julio de 2017

Temas del día

"AG", por Verónica Klingenberger

“El mayor escándalo de corrupción de su segundo gobierno fue caricaturizado con una cola de rata”.

"AG", por Verónica Klingenberger Alan García. (Andina)

POR VERÓNICA KLINGENBERGER
Periodista
@vklingenberger

Una buena celebración en caso caiga AG sería patearnos el trasero en una especie de pogo para luego terminar bailando el teteo en alguna plaza bien limeña. Muchos peruanos esperamos ese día con la misma ilusión con la que aún apostamos que la selección de fútbol clasificará al próximo Mundial. Razones nos sobran. El expresidente podrá ser el más escurridizo de la justicia nacional, pero su historial está repleto de irregularidades y acusaciones. Solo falta la prueba, que como la evasión de impuestos de Al Capone, nos deje escuchar ese clic que hacen las esposas al asegurarse. Solo entonces, como cuando jugábamos al Monopolio de niños, podremos gritar ¡a la cárcel! con una cruel sonrisita.

AG es cabeza de un partido con un historial muy turbio, con muchos militantes retirados al haberse probado su participación en conocidos casos de narcotráfico y corrupción: Agustín Mantilla, Aurelio Pastor, Gerald Oropeza, tres botones. Pero nadie supera el cv de AG, generoso en escándalos y digno de una próxima serie creada por el genio Vince Gilligan.

Empecemos con las 5.000 conmutaciones de penas y más de 200 indultos a criminales y narcotraficantes. La excusa: acabar con el hacinamiento en los penales. Lo que declararon varios testigos: el perdón presidencial se compró con plata y mucha. La Comisión de Gracias Presidenciales –así se llamaba el órgano encargado de proponer al presidente las reducciones de penas– estuvo a cargo de Miguel Facundo Chinguel, hoy preso en el penal Ancón II. Sospecho que hacerle favores a criminales y narcos no solo te llena de plata. ¿Te imaginas ese blindaje? ¿Quién se atrevería a tocarte?

El mayor escándalo de corrupción de su segundo gobierno fue caricaturizado con una cola de rata. Cómo olvidar un diálogo como este:

Alberto Quimper: ¿Qué tal la boda de Juan Diego?
Rómulo León: Un cuento de hadas.
AQ: Pero la chica no es fea, ¡ah!(…)
RL: Una muñeca… Ha sido modelo.
AQ: Cómo le habrá dolido a Alan García no haber sido el número uno.

Entre perlas como esa, Rómulo León le ofrecía 5 mil dólares mensuales de parte de la empresa Discover Petroleum International a Alberto Quimper, ex director de Perú-Petro, para que los ayude a ganar los contratos de explotación de cinco lotes petroleros. Los Petroaudios se convertían así en el podcast más comentado del momento.

Luego llegaron los brasileños. Durante el mismo gobierno, AG y sus ministros aprobaron un sistema legal excepcional que ayudó a Odebrecht y su socia Graña y Montero a incrementar en más de 400 millones de dólares los tramos 1 y 3 de la Línea 1. Muito legal. ¿Y lo de Agua para Todos? Evadieron controles para inflar los costos y una de las empresas que fue contratada para trabajar en el programa –por más de 300 millones de soles– fue la española Abengoa, la misma que contó con AG como consultor remunerado en el 2013. La carretera interoceánica, el caso Business Track, los colegios emblemáticos, el Baguazo, el Frontón, su falsa condición de doctor (“¡una tontería!”, claro, entre todo lo demás…) son solo más rayas en el mismo tigre. No son las únicas y el tigre es bieeeen grande.

En resumen, la historia de AG es la historia paralela del Perú de los últimos 35 años. Incluso podemos adjudicarle la invención del “fujimorismo”, al apoyar la independiente candidatura de un entonces desconocido Alberto Fujimori frente a Mario Vargas Llosa en el 90.

AG podría ser la onomatopeya de Alan García.

MÁS NOTICIAS…

Noticias de Actualidad, Entretenimiento y Deportes

Noticias de actualidad, deportes, economia, tecnologia, cine, espectaculos, turismo y mas del Peru y el Mundo en Publimetro.pe


Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO